viernes, 27 de agosto de 2010

Va de reseñas: Tres metros sobre el cielo

Hablando del realismo del mundo real… (valga la redundancia)

Yo le tenía un poquito de manía a Moccia. No sabría decir si era porque es italiano, porque lleva siempre gorra o porque a mí las cosas –libros- que hacen mucho ruido, me acaban causando repelús.

Que yo no era una de esas que se enamoccionaron, vaya…

El caso es que hace unos días, una amiga mía me lo prestó. Y yo, a libro prestado, no le pongo pegas.


Tres metros sobre el cielo, de Federico Moccia


Sinopsis:

En Roma, como en cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar «tres metros sobre el cielo». Las chicas como Babi se esmeran en sus estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar al amor de sus vidas; los chicos como Step prefieren la velocidad,la violencia, el riesgo,las motos y la camaradería de las bandas, pero todos ellos se implican en la vida como si cada segundo fuera el último. Pertenecen a mundos distintos, desean cosas distintas pero tienen algo en común: el amor que les hará flotar y sostenerse, el amor que les hará encontrarse y cambiar: ellas se volverán más salvajes; ellos más tiernos. Mientras, allí abajo, la vida real ya les reclama.


Crítica:

Va de amores imposibles, porque hay personas que son tan distintas, que sería como intentar que funcionase el matrimonio entre el aceite y el agua.


La historia me ha atrapado totalmente. Desde la primera a la última hoja (Dios, que final tan ie Shakespeare!). Ha sido una lectura tan fluida y entretenida, que no tenía sentido dejarlo a medias. Personajes muy bien dibujados, conflictos muy reales, y una historia que habla de algo tan corriente como el primer amor con buenas dosis de acción y problemas. ¡Brillante!


El mundo de los protas es perfecto y creíble (aunque no me acabo de creer que Step no estuviese de cadena perpetua en un reformatorio). Ha sido como meter en una coctelera a La Dama y El Vagabundo, con algo de Grease y unas cuantas motocicletas.


Una historia de amor profunda, enternecedora, atractiva y cuantos piropos italianos sepáis. Además, no se trata el tema de la pareja de forma infantil, sino juvenil. Juvenil de verdad (que allí fuera ya nadie se chupa el dedo si tienes dieciséis años, joé…).

Una novela apta para jóvenes y no tan jóvenes, porque no tiene nada que envidiar a las novelas RA contemporáneas.

Moccia me ha gustado mucho. Su literatura es actual, muy veloz y con anotaciones sobre el mundo real que le dan verosimilitud. Tenía un estilo… inusual, que me ha impresionado (para bien).

A veces le salía un ramalazo italiano demasiado fuerte para mí. Demasiados adjetivos encadenados que me subían el azúcar de la sangre hasta rozar el coma diabético. Una buena pastelada, como dirían algunos.


Pero se lo perdono, porque lo ha conseguido: he volado tre metri sopra il cielo con Step!


En resumen:

Un libro 10. Un essenziale.

Lucia, no puedes acabar la crítica así, no es plan.

Vale: Si no te lo has leído, léetelo.

Capito?



6 comentarios:

Sophie dijo...

yo también le tengo manía
pero realmente no tengo ganas de leerlo
no sé, no me llama nada nada
aunque sea italiano ajajajaja
en fin, me gustó tu reseña, mafiosa!
beso

Anabel Botella dijo...

Yo sólo me he leído esta novela, pero me gustó bastante, y el final me gustó mucho más.

Lucía R. Gayo dijo...

buf, Sofi, en serio, deberías intentarlo. No por nada, sino porque esta fenomenal escrito y la historia te va a gustar seguro ^_^

Anabel, sí, a mi me han dicho que al segunda parte no está mal tampoco. Pero ya veré si me lo leo..

Olga Lunera dijo...

Si quieres guardar un buen recuerdo de esta novela, mejor no leas Tengo ganas de ti. Parece increible que sean los mismos personajes y el mismo escritor.
A mi Tres metros me encantó a pesar de los pesares.
Bss

Lucía R. Gayo dijo...

gracias olga, creeme, lo tendre muy en cuenta!!
me dijeron que babi es odiosa en el segundo, y si ya es un pelin repelente en el primero.... :S

hada fitipaldi dijo...

Ufff Lucia, pues voy a tener que leérmelo, yo también estaba reacia, por eso de que es super famoso y lo veía un pelín pasteloso, pero habrá que darle una oportunidad. Besos!!