jueves, 19 de agosto de 2010

Va de reseñas: Falsas Apariencias

Una novela “romanterótica” que nos cuenta una auténtica historia de amor.
¿Pero Lucía, no son todas las novelas románticas historias de amor?
Sí, pero esta es una historia de amor de las de verdad, de ésas que no se diluyen en intentos de asesinato, robos, naves espaciales, parentescos insospechados y cuantos clichés se os ocurran.
Un hombre, una mujer, y el mundo real.

Falsas Apariencias, de Noelia Amarillo


SINOPSIS:

Luka es una mujer de armas tomar. Con una seguridad en sí misma a prueba de bombas y un humor muy ácido, su vida comienza a complicarse cuando conoce a Drácula en una fiesta.
¿Drácula? Sí, pero no el vampiro, sino un tipo disfrazado que está como un queso y que convierte en su misión personal el meterse en la vida de Luka.
Pero no hay ningún motivo deshonesto en los deseos de Drácula (excluyendo, eso sí, algunas escenas de sórdido sexo en localizaciones varias).
Es, sencillamente, que Luka le gusta como no le ha gustado una mujer en su vida.

Sin embargo, cada paso que este amante potencial da en dirección a Luka, ésta retrocede diez. Y es que aunque a veces la vida de una soltera con un trabajo estable (y jefe capullo) y con amigos estupendos (incluyendo una iguana y dos tortugas) pueda parecer simple y transparente, otras veces encierra un pasado que aun duele en el presente.

Y como quien algo quiere, algo le cuesta, será la tarea de este hombretón derribar la barrera que los separa y encontrar a la mujer que se esconde detrás de las falsas apariencias.

CRITICA:
En el mundo real, las relaciones son difíciles. Pero no porque tu novio resulte ser el hijo bastardo de tu padre, ni porque viváis en un mundo donde los matrimonios son concertados, ni porque haya dos hombres que se quieren casar contigo, ni nada por el estilo. Las relaciones son difíciles porque representan a dos personas que tienen que conocerse desde cero, superar los miedos que acabamos acumulando con el tiempo, y asumir que podemos compartir nuestra vida con otra persona sin perder nuestra identidad.
Falsas Apariencias es una novela que construye eso: una relación entre dos personas que se conocen aleatoriamente y que se ven avocados a abrirse al uno al otro si quieren que lo suyo funcione.
Parece sencillo ¿verdad? Pues no lo es. Y es que por muy ideal que sea Drácula/Alex, y por más que le guste Luka, ésta tiene unas costumbres que no va a cambiar y un territorio (su casa) sobre el que nadie tiene derecho a opinar.
¡¡Pero que no cunda el pánico!! Luka tiene muchas horas de charla con las amigas y muchas horas de placenteo sexo por delante para replantearse hacia dónde va su vida.

Vale, lo pillamos. Entonces, ¿qué hace especial esta novela?
- Los personajes. Un protagonista masculino tan perfecto que te hace babear desde la primera hasta la última página. Unos secundarios al uso, que hacen de apoyo y ayudan a sustentar muchos de los ingeniosos diálogos de la novela. Y ella (oh, Luka) una prota digna de pretty woman.
- La base del argumento. Y con esto me refiero a lo que sustenta la problemática de la trama, que no es sino el pasado de Luka, sus antiguas relaciones y la gente que se quedó en el camino de su vida.
- Las escenas eróticas que hacen que el pervómetro alcance temperaturas extremas al tiempo que te derriten en medio de la relación más tierna. Son intensas, bien narradas y dignas de cualquier autora consagrada.
- El estilo: muy dinámico, gracioso y lleno de ingenio, con unos recursos (como los emails y los viejos diarios) que no se suelen emplear y que dotan a la historia de este punto que la hace “diferente”. Los diálogos son carreras de ocurrencias, golpes bajos, bromas y buenas reflexiones.

Si tuviese que pensar un contrapeso para tantos piropos probablemente sería el hecho de que mi falta de costumbre de leer novelas ambientadas en España, hace que me resulte raro ambientar una novela en un barrio de mi propia ciudad (la bonita población de Alcorcón, en este caso). Pero todos sabemos que los lugares en los que sucede la acción suelen diluirse si lo demás es lo suficientemente fuerte.

En resumen, buena historia realista, buenos personajes realistas. No es tontería conseguir hacerse con un ejemplar (yo tuve que viajar al proceloso mundo de Carrefour un Santander), pero si os apetece leer un poco de romance al estilo “ay que a gustico me quedao´ después de leer” o “por fa, que exista un hombre como ése ahí fuera”, Falsas Apariencias es tu novela.

Blog de la autora

8 comentarios:

Olga Lunera dijo...

Acabas de dejarme con las ganas de leerlo, XD, dónde se esconden los hombres así en la vida real, son como los unicornios, yo aún no he visto ninguno.

Lucía R. Gayo dijo...

ay Olga, eso mismo digo yo XD
de hecho, es más probable chocarte contra un unicornio que encontrar un hombre así!

Yolanda Quiralte dijo...

Completamente de acuerdo. fue divertido, desternillante, enternecedor, excitante... leer esta novela. Me encantó tanto como la autora.

Arsénico dijo...

Qué gracia me has hecho con lo del pervómetro, cuanta razón tienes!! xD

A mí este libro me encantó. Parecía una loca en mi casa a las tantas de la noche muerta de la risa.

Una maravilla, y estoy deseando leer más libros de Noelia!!

Un besote!

AiKo (Merche Diolch) dijo...

Jajajajaja... buenísima reseña guapa :D
Ya sabía que te iba a gustar

Rakel dijo...

tiene muy buena pinta!!

acabo de descubrir tu blog y la verdad, está genial!

le das un vistazo al mío? ojalá y puedas seguirme, porque acabo de empezar y nadie me quiere xDDDD

http://esenciasdemi.blogspot.com/

Lucía R. Gayo dijo...

gracias a todos por pasaros ^_^

hada fitipaldi dijo...

Gracias al blog de Noelia he descubierto tu blog, muy chulo, por cierto. Va a triunfar seguro. Respecto al libro, estoy totalmente de acuerdo contigo, me gustó muchísimo y me hizo reír hasta casi hacerme pipí. Un besiko