sábado, 14 de agosto de 2010

Va de reseñas: Vampire Academy 2

Típica segunda parte que no me da pereza comprar, porque la primera me resultó tan amena de leer que... bueno, sin más: es Vampire Academy, el fenómeno internacional con colmillos de vampiro.
Pero ¿merece esta saga su fama? Yo diría que sí. Porque VA es como las novelas de Charlaine Harris (True Blood en la tele): nuevas formas de explorar el mundo vampírico. No cae en los TT (típicos tópicos), sino que reinventa la temática con un argumento -y un lenguaje- que no se parece en nada a lo que hay en el mercado.

Vampire Academy 2: Sangre Azul, de Richelle Mead



SINOPSIS PROPIA:
Las vacaciones de invierno están al caer, y la academia St. Vladimir se prepara para llevar a sus alumnos –y a sus adineradas familias- a una lujosa estación de ski.
Esta decisión sin precedentes llega después de que una familia de la aristocracia moroi haya sido asesinada en lo que se conoce como la peor masacre de los últimos tiempos por parte de los strigoi.
Y unas vacaciones en la nieve, dan para mucho. Sobre todo si eres Rose Hathaway, la novicia/camorrista damphir con la lengua más afilada de toda la academia.
Líos amorosos, descubrimiento de poderes, un clan strigoi de asesinos en serie y toda una sociedad vampírica que comienza a plantearse que tal vez –y sólo tal vez- la estrategia de los moroi de esconderse de los strigoi debería ser modificada.

CRITICA:
¿Cumple las expectativas como segunda parte? Sí.
¿Es mejor que Vampire Academy I? En mi opinión, sí.
Sangre Azul nos trae lo mismo que su precuela en cuanto a complicaciones amorosas y problemas de instituto, pero sin duda profundiza mucho más en el aspecto vampírico de la saga (que a mi parecer, era el pie del que cojeaba la primera parte).
Rose sigue siendo un personaje alucinante. Es la protagonista más anti-protagonista que jamás he leído. Es inmadura, habla mal, y se comporta como una cría en cuantiosas ocasiones. Pero por eso mismo la adoro: Mead no intenta hacer de ella la heroína típica. Y aun así, al final de la novela, Rose Hathaway es alguien de quien te sientes orgulloso.
El final fue espectacular, mucho más trabajado que el primero. La acción es extraordinaria, perfectamente creíble y con un punto dramático que te hace imposible soltar el libro.
Y la problemática amorosa… guau. Dimitri, Mason, Adrian e incluso Christian. El abanico de personajes masculinos es tan amplio como sugerente.

Lo único que eché de menos fueron esas habladurías y rumores de instituto que me mantuvieron tensa en el volumen anterior. Rose es algo más madura, y aunque sigue metiéndose en problemas, no llegamos a las broncas de antaño.

En definitiva, Vampire Academy es un libro atípico en todos sus aspectos. Sus diálogos son únicos dentro de la literatura juvenil, porque no parecen juveniles, y el argumento es picante y ácido.
Este no es un libro para niños, y tampoco es otro libro de vampiros. Así que si te atreves a leer la primera parte y te gusta, no esperes más para comprarte la segunda.

6 comentarios:

Leyna dijo...

Leí este libro hace poco y me encantó, me gustó incluso más que el primero *O*

Aunque me supo a poco, acabé el libro con una sonrisa y una sensación de satisfacción ^^

Eso sí, eché en falta un pelín más de amor xD

¡Besotes! =)

Sophie dijo...

VA es lo más :)

Lucía R. Gayo dijo...

hola chicas! gracias por pasaros!
Sí, Leyna, tal vez un poco de amor, habria venido mejor... pero lo bueno se hace esperar, no?
besitos a las dos!

Rocío Muñoz (Darkmoon) dijo...

Pues si primero y segunde de VA te han gustado, cuando llegues al tercero flipas en colorines. No te voy a spoilear nada pero te comento algo: es en Shadow Kiss donde empieza la verdadera acción. Y los capítulos finales son para ponerse histérica.

Un besito Lucía, a ver si hablamos por teléfono :D

Lucía R. Gayo dijo...

La verdad es que le tengo muchas ganasal tercero, porque me lo ha dicho todo el mundo! asi que sin duda, cuando vuelva a casa, me lo pillo via book depository!

Sophie dijo...

el tercero no es para gente con problemas cardíacos xD pero prefiero el cuarto ^^
el quinto ya no me gustó tanto...

beso :)