jueves, 13 de mayo de 2010

Reseñas: Cuentos de Bereth

A pesar de mis manos agrietadas por culpa del trabajo en la lavandería del castillo de Bereth, creo que tengo energía suficiente para presentar:


Cuentos de Bereth I, de Javier Ruescas



Sinopsis:

Estamos en Bereth, un reino medieval con una monarquía formada por una reina y sus dos hijos. El príncipe Adharel pronto tendrá que asumir su cargo como rey, pero antes de que eso suceda, se encuentra con que los ecos de una guerra con el reino vecino, Belmont, suenan más fuertes que nunca.


Duna es aldeana de Bereth, y es de todo menos una joven del medievo. Es independiente, testaruda, y nada ni nadie le impedirán mostrar su inconformismo con la realidad que le ha tocado vivir.

Y será su propio caracter el que la llevará a cumplir castigo en el sitio más insospechado: el palacio de Bereth.


Y luego, la trama de la historia: príncipe conoce a aldeana, aldeana suspira por el principe, éste parece ser indiferente, pero luego resulta que no, entonces aparece un dragón, se comete un juicio injusto, lllega el traidor, se nos acaban las bombillas....

y mejor no desvelo nada más.



Crítica:

PERSONAJES

- Duna me gusta, me gusta mucho. Está adelantada a su época y si no fuera porque ella es un personaje de ficción y yo soy real, más de una vez la habría acompañado en su cruzada "feminista". La forma en la que se enamora del príncipe sin convertirse en una descerebrada está perfectamente planteada.

Creo que Duna es Juana de Arco (aunque sin tanto talento para la lucha).


- Los personajes secundarios son perfectos, y es uno de los mejores puntos de la novela. Cada uno está ahí para cumplir su función peor se les tiene cariño a todos por igual. No eché en falta a los héroes de la historia cuando las líneas hablaban de Cinthia, Sirgeric o Aya.


- Mi punto negativo en esta opinión personal: Adharel. No me ha gustado como protagonista. Es un personaje entrañable, agradable y maduro, pero no un héroe (de hecho, yo diría que es bastante useless).

Comprendo que esta historia reivindica el poder de la mujer en los cuentos clásicos, pero tengo la impresión de que no se balanceó bien el poderío de Duna con el de Adharel. No siento que ella le necesite, ni que esté loca por él. Todos los intentos de Adharel por hacer algo fructifero le llevan a acabar inconsciente en el suelo... y si hay suerte, salvado por Duna.

¿Qué lectora -en femenino- querría enamorarse de un personaje tan "flojo"? Creo que en esta novela Adharel fue inferior en todo momento.


TRAMA

Está elaborada, con sus enredos y desenredos. Puede ser predecible en cierto momento, pero cada acción está hilada perfectamente, y todas las piezas acaban encajando al final.

CdB es una novela que habla de conspiraciones, maldiciones y guerras, pero llevados de una forma ATP (Apta para Todos los Públicos).


ESTILO

Probablemente el aspecto que más me ha sorpredido y agradado. No parece estar escrito por un autor novel, la lectura es ágil pero a la vez muy cuidada. El libro no se hace largo, ni corto, aunque tal vez le faltó más velocidad al principio, cuando se presentaban todos los personajes.

También me resultó llamativo el hecho de que Javier supiese cuadrar tan perfectamente los diálogos con el supuesto momento histórico en el que se encuadran. ¡Clavado!



En resumen, Cuentos de Bereth I es una buena novela, está bien escrita y la historia no es monótona ni típica. Los guiños a los cuentos clásicos están bien y el mundo de Bereth es original (¡tiene hasta bombillas!).

Lo recomendaría, sí, pero probablemente a alguien más pequeño que yo.

No sé si a lo mejor el asunto no va con la edad, pero me gustaría haber leído más emociones fuertes en cuanto a las batallas, los romances, los conflictos y la fantasía. Elementos que, por otra parte, quizá encuentre en posteriores entregas...







2 comentarios:

Leyna dijo...

No he leído ni este libro ni el segundo, quizá lo ahga más adelante cuando tenga menos pendientes ^^

ncullen dijo...

Llegué a tu misma conclusión. Está genial, es original y para nada se hace pesado.

Pero lo veo decantado a un público muy concreto. Para mí, de 10 a 16 años.

Bsos, me gustó la reseña