lunes, 3 de septiembre de 2012

Update: últimos geniales (y no tan geniales) libros leídos



¡Adiós verano! ¡Hola depresión postvacacional!
Y a ti, pues hola también, espero que hayas aprovechado el veranito para ponerte al día con todas tus lecturas, tal y como he hecho yo de forma muy aplicada.
Vuelvo a la carga con un post diferente de los habituales. En lugar de la típica reseña en la que hago una disección de la novela para acabar con un maravilloso ¡te lo recomiendo! o el nefasto ¡no te lo recomiendo!, voy a dar un repasito rápido a algunas de las lecturas en las que he tenido el placer –o la desgracia– de sumergirme en los últimos tiempos. 

Por su puesto, quedan excluidas las novelas que he reseñado para el Vigésimo Noveno Número de El Templo de las Mil Puertas (¿¿¡¡cómoooo??!! ¿¿qué no habéis leído ya el número?? ¡Pues pinchad aquí antes de que os mate! xD).

Como veréis, mis lecturas han sido una de cal y otra de arena, así que hoy os regalo dos de mis joyitas, y en el próximo post continuaré con otra parejita de novelas.

Lectura número Uno:

Finnkin de la Roca, de Melina Marchetta

 


Finnikin de la Roca y su guardián, Sir Topher, llevaban diez años sin pisar su querido hogar, Lumatere. No habían ido desde los días oscuros en que asesinaron a la familia real y el reino cayó bajo una terrible maldición. Pero entonces le dicen a Finnikin que se reúna con Evanjalin, una joven que afirma algo increíble: el heredero al trono de Lumatere, el príncipe Balthazar, está vivo. Evanjalin está convencida a volver a casa y es la única que puede llevarles hasta el heredero. Pero Evanjalin no es lo que parece. Y la verdad no sólo pondrá a prueba la fe de Finnikin en ella... sino en sí mismo.

He tardado un tiempo en leer esta novela, que no es ni mucho una novedad, pero la espera ha merecido la pena (sobre todo porque antes de que acabe el año tendré entre mis manos su continuación).
Finnikin es un imprescindible para los amantes de fantasía, para los nostálgicos de Idhún e incluso para los que leen Canción de Hielo y Fuego. Es una novela juvenil, seria y comprometida con la historia que cuenta. 
Esta novela tiene que estar cuantos antes en vuestras estanterías (y si lo que os da miedo es empezar otra saga, tranquilos, las novelas actúan prácticamente como si fuesen autoconclusivas entre sí). Son buenos los personajes, la ambientación, el argumento, el ritmo, el romance...

El único punto que no me ha terminado de encajar tiene más que ver con el particular estilo de la autora
Para explicar esto, y en un alarde de absoluta egolatría, voy a citarme a mí misma; esto fue lo que comenté cuando acabé de leer: "Marchetta tiene una forma muy peculiar de narrar las cosas; a veces describe algo de forma tan sutil que no te enteras de qué ha dicho, o interrumpe una acción suponiendo que con la última frase tú ya deberías saber qué ha pasado. He tenido que releer muchos fragmentos, y aún así habia bastantes veces que seguía sin entender qué pretendía transmitir."
Suena negativo, ¿verdad? Bueno, pues aun así quiero dejar bien claro que la historia se entiende perfectamente. De hecho, hacia mucho que ni disfrutaba tanto con un libro, ni me metía tan de lleno en una historia.
Léelo, y cuanto antes, mejor.

 

Lectura número Dos:

La última princesa, Galaxy Craze



Corre el año 2090 y el planeta está totalmente devastado. Los recursos naturales escasean, la población está muy inquieta y las complejas intrigas políticas tratan de acabar con la familia real. «Felices para siempre» es ya una expresión del pasado para la princesa Eliza. Ha llegado el momento de arriesgarlo todo si no quiere convertirse en… la última princesa.
Este libro no estuvo mal (sé que terriblemente mal que lo diga así, pero es la pura verdad). 
Amplíemos esto un poco...
La Última Princesa es una novela con una ambientación muy buena y muchísima acción, lo cuál en mi caso es suficiente para que un libro normalillo me enganche. Con esto quiero decir que la historia no es ni mucho menos mediocre (de hecho tiene decenas de elementos que probablemente gustarán a cualquier lector), pero en mi caso no han sido lo suficientemente buena como para que haya acabado diciendo "ha sido una lectura increíble".
No sé si es mi hartura personal con los mundos distópicos/postapocalípticos o si la novela no tenía en realidad toda la calidad que debería (y cuando digo "no sé", va en serio, porque cuando uno se cansa de leer un género, da igual que le planten el mayor bestseller dle momento), pero sea como sea, no esperéis de mí una recomendación fanático–entusiasta.
Es entretenido y se lee rápido. Si lo tienes, ve a por él. 
(Y si no, vete a tu librería y busca algo mejor… como Finnikin).


¿Habéis leído vosotros alguno de estos dos libros?