sábado, 14 de enero de 2012

Va de reseñas: Divergente


Nuestra vida se basa en elecciones. La mía sucedió frente a una estanteria repleta de libros, cuando escogí Divergetente para comenzar a leerlo.
Ahora bien, ¿fue la elección correcta?


SINOPSIS:
En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes).
En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia... y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella.
Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras veces la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, un secreto que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar la, en apariencia, perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o... para acabar muerta.

CRÍTICA: (spoiler-free!)

Pues mi decisión, como la de Beatrice, fue la correcta.

Seguro que más de uno, ante una nueva distopía, se lo piensa dos veces. A mí, para no ser uno de los géneros que considero mis favoritos, no hace más que darme sorpresas.
Divergente, obviamente, sigue ese esquema de sociedad perfecta y normas estrictas que aparece en otras distopias pero, de alguna forma, lo revoluciona. Una sociedad original a más no poder (algunos dicen que podría haber sido más explorada, pero no considero que al lector le falten datos para comprenderla) y una crueldad al más puro estilo... sí, ya sabéis con qué la comparo.
Considero que parte de una idea novedosa y con mucho atractivo, enmarcándola en una ambientación perfectamente estructurada y planeada.

El argumento también me parece del todo acertado. Por una vez, no nos enocntramos con una protagonista cuyo irrevocable objetivo es destruir esta sociedad, cuanto antes. Tris, lo que desea ante todo en Divergente, es entenderse, encajar. Saber por qué no comparte la misma forma de pensar y sentir que sus padres y amigos... un sentimiento con el que el lector empatiza casi instantáneamente.
Después de la decisión, tocará sobrevivir a las pruebas y esconder secretos; todo ello en un microambiente lleno de enemigos, traiciones e intrigas. Que Beatrice tiene que averiguar quiénes son amigos y enemigos si quiere salir de ésta resume perfectamente la sensación que embarga al lector durante la lectura. Y aunque en algunas ocasiones tuve la impresión de que la autora llevaba demasiado al extremo sus propios planteamientos, lo cierto es que no cambiaría ni una sola escena de toda la obra.

El ritmo se lleva un sobresaliente sin duda. Desde el principio me sentí atrapada por la historia, y leí del tirón hasta la página 100. Es una narración que no se pierde en detalles sin importancia ni en diálogos planos y aburridos. Te transporta, te inquieta y te hipnotiza de principio a fin.

El romance, para qué mentir, es de los mejores que he leído ultimamente. Y aunque no está concluído, como es lógico, está llevado de un modo realmente atractivo, con mucha tensión no resulta y mucho misterio.

Y por último, pero no por ello menos importante: los personajes. Es innegable que los secundarios están más superficialmente trazados y menos elaborados, y que la que interesa es Tris y sólo Tris. Aún así, no se advierten carencias. Cada secundario cumple su papel, sin evolucionar demasiado, pero completando la historia y dándole más sentido y progresión.

En conclusión: una novela indispensable. Tiene muchísima acción, romance, misterio y una ambientación excelente. Es larga pero con un ritmo frenético, escenas inolvidables y una narración llena de talento.
Divergente es una de esas novelas en las que, el hecho de ser trilogía, no supone una traba, sino un aliciente. Si no la habéis leído aún , id a por ella.

Va a convertirse en un fenómeno.


2 comentarios:

Dani91 dijo...

Sin dudaaaa! Amén!!!

Tooooda la razón Lucii. Estoy deseando leer Insurgent por esa relación, por los secretos, por la acción, por los personajes, ambientación, la forma de escribir de la autora es muy buena. Cuatro y Tris van a dar mucha caña, si siii...

winterprimrose dijo...

¡Opino igual que tu! :D A mi me encantó cuando lo leí y me gustó muchísimo, estoy de acuerdo en que es uno de los mejores romances que hay últimamente, con un personaje masculino un poco diferente :D

¡Besos! ^^