sábado, 20 de noviembre de 2010

Va de reseñas: Cantos de Súcubo


Llama a Carrie Bradsaw y oblígala a trabajar en una tienda de libros. Quítale el glamour –pero no su capacidad para atraer hombres- y transfórmala en un amargado súcubo que destila humor e (in)apetencia por los hombres por los cuatro costados.

Consigue unos cuantos hombres sexys que la acompañen, un demonio para que sea su jefe, un tímido escritor y un misterioso asesino suelto por la ciudad.

Ah, y además dile que deje Nueva York y que se mude a Seattle, la nueva ciudad donde reinan el erotismo, la sátira y el misterio.

El resultado será el perfecto cocktail para una novela.

Cantos de Súcubo, de Richelle Mead

Sinopsis:

Cuando se trata de trabajos infernales, ser un súcubo parece de lo más glamoroso. Una chica súcubo puede ser todo lo que se le antoje, su armario daría envidia a cualquiera y los hombres mortales harían lo que fuese por un simple roce suyo, aunque el precio a pagar... a menudo sea su alma.

Pero la vida de Georgina Kincaid, residente en Seattle, dista de ser tan exótica. Su jefe es un demonio de nivel de mando intermedio enganchado a las películas de John Cusack. Sus mejores amigos inmortales no dejan de tomarle el pelo a propósito de aquella vez que asumió la forma de la Diosa de los Demonios, látigo y alas incluidas. Y lo peor: no puede tener una cita decente sin que el chico sufra graves consecuencias...

Al menos cuenta con su trabajo diario en una librería de la localidad: libros gratis, todo el café con chocolate blanco que quiera y fácil acceso al atractivo autor de best-sellers Seth Mortensen, alias Aquel Que Daría Cualquier Cosa por Tocar pero No Puede.

Crítica:

Estoy contentísima de haberme leído este libro (en versión original, por cierto, gracias a lo cual me he librado de ver esa horrenda portada española) porque es una novela que tenemos en España gracias a la editorial Nabla y que siempre viene bien rescatar.

Para ser breve, diré que es una mezcla explosiva de romance, erotismo, humor –mucho mucho humor-, misterio y acción.

Georgina Kinkaid, como TODAS las heroínas que esta pedazo de autora crea, es única. Conformista e insatisfecha desde hace siglos, Georgie vive haciendo de su corriente vida, una autentica sátira. Ansía el amor, pero sabe que no puede tenerlo (porque todos esos humanos que se enrollan con ella… bueno, digamos que pierden años de vida a causa de la vitalidad que este súcubo les extrae durante el “acto”).

No hay nada peor que ser una criatura inmortal romanticona en los tiempos que corren…

Si con esto queda claro que tanto los diálogos como las reflexiones de Georgina mantienen el interés durante toda la novela, es el momento de pasar a la acción.

Un nuevo sujeto –indetectable, poderoso y temible- ha llegado a Seattle. Uno cuya principal misión será cargarse seres inmortales como Georgina y sus colegas (a pesar de la Historia Universal jura y se perjura que estos seres son invencibles), además de atraer la atención de nuestra súcubo favorita.

Georgina lo tiene crudo. No hay forma en la que una chica mona pueda encontrar un novio duradero si cada rato hay asesinatos, notas misteriosas o borracheras espectaculares que el Destino le pone delante para impedir que logre sus sueños…

En resumen, una pedazo de novela que recomiendo a todo el mundo si quiere apostar por algo de agilidad, erotismo y humor, todo basándose en un argumento rico en enigmas y tensión.

Para todas aquellas almas que desean una historia perfecta que se acerca más a lo adulto y que no dejará insatisfecha a nadie. Os lo aviso: Richelle Mead acabará siendo una de las mejores autoras de nuestro tiempo...

6 comentarios:

Anabel Botella dijo...

A mí me gustó bastante la novela y las aventuras de esta mujer. Las escenas eróticas están muy bien.

Beatrice dijo...

Yo me lei este libro hace ya un tiempo y me encantó, como tu dices, Georgina es UNICA!!
un beso!

Leyna dijo...

Este libro es absolutamente genial, espero que no tarden en publicar los siguientes *O*

¡Un besote! ^^

Lucía R. Gayo dijo...

wee! pues ya os diré, porque la segunda parte viene de camino a mi casa :)

gracias por pasaros!!!

Olga Lunera dijo...

Me apetece empezar con esta saga, a ver cuando me decido y me pongo a ello. Genial la reseña.
Bss

Sophie dijo...

uufff, tengo unas ganas de leer este libro!!

richelle mead es lo más u.u

besitos!